Fases del ciclo

El Ciclo Integral del Agua comprende las distintas fases que conlleva la gestión del abastecimiento y saneamiento de agua a poblaciones:

•    Captación de agua de las distintas fuentes de suministro: ríos, embalses, pozos, manantiales, y la desalación cuya importancia relativa es creciente.
•    Aducción, o transporte del agua hasta las plantas de tratamiento de agua potable por medio de canales o conducciones de gran diámetro.
•    Tratamiento, serie de procesos físicos y químicos a que se somete el agua, incluyendo su desinfección, para que pueda utilizarse con todas las garantías sanitarias.
•    Distribución del agua potable desde los depósitos de servicio hasta los puntos de consumo, sean viviendas, negocios o industrias ligadas a las redes de distribución urbanas.
•    Evacuación del agua utilizada por medio de las redes de alcantarillado.
•    Finalmente, el agua utilizada se trata en estaciones depuradoras de aguas residuales, desde donde se devuelve a los cauces, al mar, o se destina a un nuevo uso tras su regeneración.